Dos muertos en accidente en carretera a Bocay

La estela de accidentes en Jinotega sigue siendo larga. Esta madrugada del jueves se dio un mortal accidente en la carretera a Bocay, cuando un camión que transportaba gas butano se precipitó al abismo, terminando con la vida de sus dos ocupantes.

Antonio Herrera Castro (55 años) y Roberto José Rizo Arostegui (45) años no imaginarían que encontrarían la muerte en otro día de trabajo. Cuando transitaban por el kilómetro 199 de la carretera Peñas Blancas – Bocay, se especula que Roberto José se quedó dormido al volante y el camión se precipitó de manera inevitable al abismo de una gran cuesta, lo que al final le costó la vida a los dos hombres.

Ambos fallecidos sufrieron politraumatismos y trauma craneal severo, lo que les causó la muerte. Una vez el camión se fue al precipicio era el resultado esperado de un accidente tan fuerte.

La Policía se ha desplazado hasta el sitio para realizar las averiguaciones correspondientes y tratar de esclarecer el suceso más allá de las especulaciones iniciales.

Tres robos en lo que va de la semana en Jinotega

La inseguridad en Jinotega sigue en aumento. En esta semana se han registrado ya tres robos que ponen en alto nivel de alarma a la población de la Ciudad de las Brumas, que sufre de este flagelo tan dañino, que se ha acentuado más en los últimos años.

En Villa Valencia los amigos de lo ajeno sustrajeron herramientas de la casa de un carpintero, por el valor de hasta 10,000 córdobas. El afectado de nombre Miguel Antonio Camacho Centeno señaló que al llegar a su casa vio que los candados con que aseguraba su vivienda estaban rotos. Revisó su bodega de materiales y vio que todos habían sido sustraidos. El robo no solo afecta a Camacho Centeno por el valor monetario de las herramientas, sino porque con ellas se gana el pan de cada día.

En la comunidad El Chagüite se hicieron también presentes los ladrones. En casa de Doña Fátima Estrada Rizo entraron y se robaron instrumentos de trabajo por el orden de los once mil setecientos córdobas.

Finalmente, en el Barrio Ernesto Rosales, fueron robados un equipo de sonido, una computadora y varios electrodomésticos más que juntos suman treinta y dos mil córdobas. Esto ocurrió en casa del ciudadano Rafael Fermín Calero Adams, de 38 años. Aparentemente los ladrones despegaron una lámina de zinc del techo de la cocina e ingresaron para robarse los electrodomésticos, aprovechando que Calero no se encontraba en la casa.

La Policía deberá investigar y poner mano dura contra los delincuentes, que han incrementado su actividad y afectan a la población con estos crímenes.

Camión de bananos que iba de Jinotega a Masaya se vuelca en Managua

Afortunadamente sin muertos, pero con lesionados y pérdidas materiales resultaron dos adultos y un niño de nueve años que viajaban en un camión de carga que trasladaba bananos hacia la comunidad de La Concepción, en Masaya.

El accidente se dio en el km 17.2 de la carretera a Masaya el jueves por la mañana. El camión marca GMC (JI-2537) se volcó porque el conductor intentó esquivar una camioneta que le invadió el carril. Esa es la versión preliminar que se conoce por parte del conductor del camión, Leonel de Jesús Mairena, de 47 años. La misma versión relató el ayudante del camión, Rigoberto Chavarría López de 24 años.

Don Cándido Chavarría, conductor de otro camión bananero, confirmó la versión de los dos afectados: “Yo vengo detrás de ellos. Al llegar a esta rotonda una camioneta que iba a retornar se les metió en su carril y fue cuando se salieron de la carretera y se volcaron. Las pérdidas son cuantiosas por la pérdida del banano y los daños del camión”.

La Cruz Roja se presentó al lugar del suceso para brindarle auxilio a los dos adultos, y también al niño de nombre Javier Mairena Huerta, de nueve años, quien sufrió lesiones leves.

El mayor problema para los transportistas serán las pérdidas materiales, que según los afectados ascienden a veinte mil córdobas.

El conductor de la camioneta que se vio involucrada en este percance se dio a la fuga.

Dos lesionados en accidente de moto en la Vuelta del Amor

Sin casco y en aparente estado de ebriedad dos ciudadanos que sufrieron un duro percance en la peligrosa Vuelta del Amor. Una cuesta que desciende hasta llegar a la entrada de Jinotega.

Fredy Nazareth González de 24 años, es quien conducía la motocicleta, marca Pulsar, en la que viajaban los dos ocupantes. Fredy resultó con una herida expuesta en su cráneo. Su acompañante es José Luis González, el padrino de Fredy, quien producto de la caída sufrió escoraciones en varias partes de su cuerpo.

Ambos ciudadanos fueron trasladados al Hospital Victoria Motta de la ciudad de Jinotega. Al llegar al hospital se les practicó la prueba para determinar su nivel de alcohol en la sangre, y a ambos se les detectó un nivel de 1.86. Ese nivel indica que estaban ebrios al momento del accidente.

Otra razón por la que Fredy resultó golpeado en su cabeza es que no portaba su casco de seguridad. Circunstancia que pudo incluso haberle causado la muerte si el impacto hubiera sido aún más fuerte.

La ola de accidentes no para en el departamento de Jinotega. Esta semana un niño murió en El Cuá, producto de una camioneta que sufrió desperfectos mecánicos y cayó en un precipicio. Un motorizado perdió la vida en carretera a San Rafael del Norte, mientras que su acompañante resultó con golpes. Mientras que en Wale un hombre procedente de Ciudad Sandino perdió la vida, y tres más resultaron con lesiones cuando un camión se fue a una hondonada.

Se recomienda siempre a los motociclistas portar su casco protector en sus cabezas. Los motociclistas son los que más expuestos están en cualquier tipo de accidentes, porque no hay una carrocería que los proteja en caso de impacto. El casco puede salvar la vida porque protege el cráneo y el cerebro, que de sufrir un impacto severo es poco probable salvarse.

Fuentes:

Por rencillas personales asesinaron a anciano en Ayapal

imagen referencial

En la comunidad Runflín, en Ayapal, se dio un atroz asesinato esta semana. La víctima fue el anciano Pablo Asunción Alguera Montoya (de 77 años), quien recibió cuatro balazos y varios machetazos de parte de cuatro individuos que la Policía ya tiene identificados.

La denuncia por el asesinato de Alguera Montoya la interpuso Victoria Olivas Aráuz, de 59 años, quien es la cónyuge del hoy difunto.

Fue la misma denunciante quien relató la forma en que murió el anciando Alguera Montoya. Aráuz señaló que estaba en su casa esperando a su esposo. Cuando éste iba llegando fue interceptado por cuatro individuos, quienes le dispararon en cuatro ocasiones y luego se ensañaron con la víctima a machetazos hasta quitarle la vida.

Relató la esposa de don Pablo Asunción que fueron cuatro los sujetos que le quitaron la vida a su esposo. Responden a los nombres de Neftalí Calderón Pineda, Manuel Palma Siles, Manuel Zamora Rivas y Misael Calderón Pineda. Al parecer las familias ya tenían algunas diferencias que desembocaron en este triste desenlace.

La viuda de Don Pablo Asunción testificó que Manuel Palma fue el primer en dispararle en dos ocasiones en la región del abdomen. Pero los asesinos iban dispuestos a rematar a su víctima. Así que prosiguió Manuel Zamora Rivas, desenfundó su arma y le asestó dos detonaciones que impactaron en el pecho de Pablo Asunción.

Los asesinos no pararon allí. Posteriormente Neftalí Calderón alzó su machete y le dio dos filazos en la cara y cuello a Pablo Asunción. Mientras que Misael Calderón Pineda también quiso su parte de venganza y macheteó dos veces en la pierna izquierda a su víctima.

Los cuatro perpretadores del crimen huyeron después de haber finalizado su objetivo. La Policía ya tiene su identidad y busca cómo detenerlo para remitirlos a su debido proceso judicial.

Fuentes:

Un niño murió en accidente de tránsito en El Cuá

Foto de referencia

Luis Montenegro, un niño de diez años, fue la fatal víctima de un accidente de tránsito ocurrido en El Cuá. Propiamente en la comunidad Los Arenales.

Según las versiones que se manejan hasta el momento, la camioneta en la que viajaba el infante y otras personas sufrió un desperfecto mecánico en una pendiente. Al irse de retroceso el conductor no tuvo control sobre el vehículo que fue a parar a un abismo de nueve metros.

Seis otras personas resultaron también lesionadas, entre ellos el conductor de la camioneta, José Antonio Alaniz (39 años).

Son varios los accidentes que se han registrado en las últimos días en el departamento de Jinotega. Por lo que los conductores deben atender las medidas de seguridad para evitar más sucesos de este tipo.

En la carretera a San Rafael del Norte pereció un motociclista la semana pasada, y su acompañante resultó lesionada.

En la cuesta de Wale, cerca de Pantasma, un camión se fue a un precipicio también por desperfectos mecánicos cuando iba cargado de materiales de construcción y productos químicos. Un muerto y tres lesionados fue el resultado de ese accidente.

Fuente: 100% Noticias

Motociclista pierde la vida en accidente de tránsito en carretera a San Rafael

Un motociclista perdió la vida en un accidente de tránsito en la carretera a San Rafael del Norte. El nombre de fallecido es Denis Miguel Castro López, de 37 años. Aparentemente Castro perdió el control de la motocicleta y se estrelló contra un mojón a la orilla de la carretera y luego se precipitó hacia una hondonada a la orilla de la carretera, perdiendo la vida el conductor al caer de la moto.

Castro iba acompañado por una mujer que sufrió trauma craneal leve y que fue remitida al Hospital Victoria Motta para su atención. El cuerpo de Bomberos se presentó en pocos minutos para auxiliar a la acompañante, aunque por Denis Miguel Castro no pudieron hacer nada puesto que ya había fallecido.

Denis Miguel habitaba en el Barrio Carlos Rizo de la ciudad de Jinotega.

La Policía recuperó la moto para investigar la causa del accidente.

El tramo de la carretera Jinotega – San Rafael del Norte ha mostrado ser de alta peligrosidad para los conductores que por allí transitan. Se recomienda a los conductores prudencia.

A los motorizados se les aconseja siempre llevar casco de protección tanto para ellos como para sus acompañantes. El uso de casco puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Delicuentes despojan a mecánico de 8000 córdobas en Pueblo Nuevo

El municipio de Pueblo Nuevo sigue siendo uno de los más conflictivos para la Policía de Jinotega. Este sábado se confirmó un robo contra un mecánico en la comarca El Sardinal.

Carlos Roberto González López fue intercerceptado por tres sujetos armados cuando viajaba en su motocicleta y lo encañonaron con armas (rifles) para quitarle ocho mil córdobas. También le robaron herramientas que llevaba en su caja de mecánica. Igualmente le quitaron un celular y otras prendas de valor.

González labora como mecánico en esa zona y fue sorprendido por los delincuentes quienes aprovecharon la soledad del camino para hacer de las suyas.

Se espera que la Policía de ese municipio le de seguimiento al caso, sobre todo porque este tipo de delincuentes seguramente aprovechan la escasa presencia policial para cometer seguidamente sus fechorías.

Se recomienda a la población poner sus denuncias para que este tipo de casos no queden impunes.

Cuesta de Wale cobra la vida de una persona y deja tres lesionados en accidente de rastra

Accidente en Cuesta de Wale – Pantasma – Jinotega

Un saldo de un muerto y tres lesionados dejó un accidente de tránsito en la Cuesta de Wale, cerca de Pantasma, esta mañana. El fallecido es quien fuera el conductor del furgón que protagonizó el accidente, Alejandro Javier Valle Ramírez de 28 años.

Según testigos el furgón iba cargado con químicos y cemento, pero aparentemente el conductor se quedó dormido y el pesado automotor se precipitó al abismo. El accidente ocurrió en la zona de La Cascajera.

Los acompañantes de Valle Ramírez también resultaron heridos, uno de ellos con un trauma craneal severo. Fueron remitidos al Centro de Salud del municipio de Pantasma, pero luego los transfirieron al Hospital Victoria Motta, donde recibirían atención más especializada.

Los nombres de los lesionados son Iosé Luis Ulloa Gutiérrez (34 años), Eliseo Urbina Rueda (37 años) y Marín Uriel Castro (27 años). Los cuatro afectados trabajan para la empresa de transporte Galeano-Meza. Todos venían de Ciudad Sandino en una jornada para buscarse el pan de cada día.

La Cuesta de Wale es un sitio que puede catalogarse como de extremo peligro. En especial para conductores que nunca han transitado por el lugar, y también porque en ocasiones la neblina dificulta la visibilidad en la carretera.

La topografía de la carretera tampoco ayuda mucho. Abismos, en ocasiones a ambos lados de la carretera son comunes. Debe tenerse extremo cuidado en este tramo de carretera que se prolonga por unos 12 kilómetros de bajada, desde la comunidad de Loma Alta hasta casi llegar al casco urbano de Pantasma.