Envenenamiento de peces en Río El Cacao dispara alarma ambiental

El Río El Cacao ha sufrido esta semana uno de los más grandes ecocidios que ha visto Jinotega en los últimos años. Una gran cantidad de peces han aparecido flotando, muertos, a lo largo de su ribera.

El hallazgo de los peces muertos fue realizado por las personas que bajan a lavar ropa al río y dieron cuenta de los animales que flotaban. Estos pobladores creen que los peces fueron envenenados.

El Río El Cacao pasa por la Planta Centroamérica, pero estira su trayectoria a muchos poblados. Incluso, son sus aguas las que alimentan la Planta Hidroeléctrica Carlos Fonseca en Sébaco. A lo largo de su caudal, el Río El Cacao sirve no solo para la generación de energía, sino que también de sus aguas beben animales que sacian su sed en las aguas del mismo. Así mismo sirve para alimentar sistemas de riegos de los campesinos que se encuentran cerca de su cuenca.

Una comisión multidisciplinaria, conformada por autoridades del MINSA, MARENA, Ejército y autoridades municipales se conformó para ir a examinar in situ la preocupante situación. Sobre todo, para determinar la causa del envenenamiento de los peces.

Este hecho viene a ser una alarma en el departamento para implementar medidas de control sobre la utilización de químicos. Es probable que haya alguien vertido algún tipo de desecho químico que terminó con la vida de los peces. Esto es lo que tratará de determinar la comisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *